ESPAÑA TARDARÁ 12 AÑOS EN RESOLVER LAS RECLAMACIONES CONTRA EL CÁRTEL DE CAMIONES

Magistrados y juristas advierten que la resolución judicial de las reclamaciones contra el cártel de camiones no se resolverá antes de diez años. Concretamente, estiman en 12 años el plazo para obtener una sentencia firme, según otros procedimientos similares que han acabado en el Tribunal Supremo. Así, la federación de transportistas Fenadismer recomienda “absoluta prudencia” a los transportistas que han decidido reclamar contra los fabricantes de camiones, “ya que habrá que esperar hasta la resolución que en su día dicte el Supremo”.

La Fundación Universidad y Empresa de la Universitat Jaume I ha organizado unas jornadas que han puesto de relieve la “gran volatilidad” de la jurisdicción española y su “falta de certeza y seguridad” sobre la competencia territorial e incluso sobre el derecho aplicable al fondo del asunto.

La mayoría de los magistrados participantes consideran inaplicable la directiva europea sobre reclamación de daños y la regla de presunción del daño, para lo que se exigirá prueba suficiente. Asimismo, niegan la posibilidad de acumular las acciones de los perjudicados, con el consiguiente incremento de costes procesales.

Otra cuestión relevante es la documentación necesaria para formular las reclamaciones y el passing on (elemento de descargo de los cartelistas relativa a la traslación del daño a los clientes por parte del transportista reclamante). En este sentido, se ha puesto de manifiesto la falta de criterio armonizado de los jueces en torno a casi todos los aspectos de la reclamación. “Más aún si tenemos en cuenta que hay una directiva europea que ha sido traspuesta en España fuera de plazo y que aquí no hay experiencia judicial en este tipo de acciones”, advierte la entidad.

Sobre la acreditación del daño y el informe pericial que acompaña a las demandas, ha quedado patente, según Fenadismer, que “para ser estimado debe basarse en un estudio econométrico riguroso, que incluya escenarios contra factuales y dotada del suficiente volumen de datos como para hacer funcionar la fórmula algorítmica de cálculo del daño”.

En la jornada también se han analizado los casos de Alemania u Holanda, con jurisdicciones especializadas y con mayor experiencia y rapidez en la resolución. Además, estos países permiten la presentación de demandas acumuladas de diferentes reclamantes o formuladas mediante vehículos específicos de litigación. Asimismo, reconocen unos tipos de interés de hasta cinco puntos superiores al Banco Central Europeo, por encima de los aplicables en España.

Fuente:vigia


Imágenes