EL CONSEJO EUROPEO DE TRANSPORTE ACUERDA SU POSICION FINAL SOBRE EL PAQUETE DE LA CARRETERA

 

El Consejo de Ministros de Transporte de la UE, bajo la presidencia de Austria, ha alcanzado un principio de acuerdo sobre el primer paquete de movilidad, presentado por la Comisión en junio de 2017, una “reforma clave” para el transporte por carretera, que incluye las condiciones de trabajo de los conductores, la norma sobre trabajadores desplazados en el transporte internacional, el acceso al mercado del transporte, así como su aplicación efectiva. Según el Consejo, la reforma está dirigida a garantizar un equilibrio entre unas adecuadas condiciones laborales de los conductores y la libertad de proporcionar servicios transfronterizos para los operadores. También proporcionará “claridad” para el sector y “pondrá fin a las interpretaciones estatales divergentes” de la normativa europea.

El acuerdo se ha alcanzado de madrugada, tras una dura y larga negociación de más de 14 horas por la posición enfrentada entre los países occidentales y del Este de Europa. Según Norbert Hofer, ministro de Austria y actual presidente del Consejo, “los conductores profesionales se beneficiarán de mejores condiciones de trabajo, y las compañías que operan en diferentes estados miembros obtendrán una mayor seguridad jurídica y menos burocracia”.

Un elemento clave para mejorar la aplicación de la norma es tener una forma segura de saber cuándo y dónde el camión ha cruzado una frontera y localizar su carga y descarga. La segunda versión del tacógrafo inteligente lo hará automáticamente. Con respecto al cabotaje, el Consejo mantiene la norma actual que permite un máximo de tres operaciones en siete días. Para evitar el cabotaje sistemático, se introducirá un “período de enfriamiento” de cinco días antes de que se puedan llevar a cabo más operaciones en el mismo país con el mismo vehículo.

La empresa tendrá que organizar los horarios de trabajo de los conductores de tal manera que puedan regresar a sus hogares al menos cada cuatro semanas o, si el conductor decide tomar dos descansos semanales reducidos, después de tres semanas. El descanso semanal regular se debe realizar fuera de la cabina.

La reforma aclara cómo los conductores profesionales se beneficiarán del principio del mismo sueldo por el mismo trabajo en el mismo lugar. Así, si en una operación el vínculo entre el trabajo del conductor y el país de establecimiento permanece intacto, el conductor debe ser excluido de la directiva sobre trabajadores desplazados. Esto significa que las operaciones de transporte bilateral estarán excluidas explícitamente. De camino al país de destino y de regreso, se permite una actividad adicional de carga o descarga en ambas direcciones sin caer bajo la norma de desplazados; o cero en la salida y hasta dos en la ruta de regreso. El tránsito también se excluye. Para las demás operaciones, incluido el cabotaje, la norma sobre desplazados se aplicaría desde el primer día.

Los textos acordados fijan la posición del Consejo para las negociaciones con el Parlamento Europeo con vistas a alcanzar un acuerdo final.

Fuente:vigia


Imágenes