SE PUBLICA EN EL BOE LA MODIFICACIÓN DEL IMPUESTO ESPECIAL DE HIDROCARBUROS

El pasado miércoles se publicó en el BOE la Ley 6/2018 de Presupuestos Generales del Estado para 2018, por la que se modifica la composición del Impuesto Especial de Hidrocarburos con efectos el 1 de enero de 2019.

Cabe recordar que la nueva regulación del impuesto autonómico sobre los carburantes, aprobada en 2013, concede a los Estados miembros la capacidad de regular tipos diferenciados del impuesto de hidrocarburos en función de su calidad, de los niveles de consumo, de los usos del producto, y del consumidor (profesional/particular), pero no contempla la posibilidad de hacer distinción por razón del territorio donde se suministra.

Por ello, la cesión de capacidad normativa realizada a las Comunidades Autónomas respecto a la fijación del tipo autonómico del impuesto sobre hidrocarburos podría contravenir de nuevo la normativa comunitaria y, en consecuencia, aquellos consumidores particulares o profesionales que durante estos últimos cuatro años de vigencia hubieran soportado dicho impuesto y no hubieran podido obtener su devolución, podrían reclamar su devolución ya que, previsiblemente, en un futuro más o menos próximo, la vigente regulación del impuesto puede ser declarado también ilegal por las instancias europeas, en base a las demandas que ya se están tramitando en su contra.

La actualización de la norma supondrá una equiparación en todas las Comunidades Autónomas del importe del impuesto en su nivel máximo, por lo que asociaciones como Fenadismer advierten que ello tendrá como consecuencia en la práctica una subida de hasta el 100% del impuesto en algunas regiones, al eliminarse la posibilidad de que puedan seguir estableciéndose las actuales exenciones totales o parciales de dicho impuesto.

Concretamente, se procede a integrar el tipo impositivo autonómico del Impuesto sobre Hidrocarburos en el tipo estatal especial, quedando los tipos impositivos de Gasóleos para uso general en 307 euros por 1.000 litros de tipo general y 72 euros por 1.000 litros de tipo especial, siendo la totalidad del impuesto de 379 euros por mil litros en todo el territorio español. Como consecuencia de esta modificación de la composición del impuesto se verán afectadas País Vasco, Cantabria, Castilla y León, La Rioja y Navarra, donde aumentará el precio en 4,8 céntimos por litro. En Madrid el precio se incrementará 3,1 céntimos por litro, en Aragón 2,4 céntimos por litro, en Extremadura un céntimo por litro y en Asturias el alza será menor, de 0,8 céntimos por litro.

Estos cambios no afectan a la figura del gasóleo profesional, que se mantiene. En resumen: el impuesto autonómico desaparecería; el impuesto especial estatal pasaría de 2,4 a 7,2 céntimos por litro; en Andalucía, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, Baleares y Murcia no habría subida; los cántabros, castellanoleoneses, riojanos, navarros y vascos pagarían 4,8 céntimos más por litro; los madrileños verían incrementar el precio en 3,1 céntimos por litro; en Aragón el precio aumentaría 2,4 céntimos por litro; en Extremadura se pagaría 1 céntimo más por litro, mientras que en Asturias el incremento sería de 0,8 céntimos/litro; se mantiene la figura del gasóleo profesional.
 
Fuente:nexotrans

Imágenes