EUROPA FUERZA A ESPAÑA A BAJAR LA EDAD PARA CONDUCIR CAMIONES Y AUTOBUSES

La UE ha modificado la Directiva europea encargada de la reglamentación de la formación obligatoria de conductores profesionales, quedando esclarecidas las edades mínimas para la obtención de los permisos de conducción de camiones y autobuses.

Esta nueva regulación presiona a España a alterar el Reglamento General de Conductores, sobre lo que ya se encuentra trabajando la DGT (Dirección General de Tráfico).

En España se deben ajustar las edades mínimas exigidas para la conducción de camiones y autobuses a las instauradas en la mayoría de países de la UE, hecho que ya había sido solicitado históricamente por las asociaciones de transportistas. Esta circunstancia coloca a nuestro país en una situación de inferioridad ante otros países en relación al acceso de nuevos profesionales al sector del transporte.

Con la nueva Directiva europea 2018/645 quedan reglamentadas las edades mínimas para adquirir los diferentes permisos de conducir, con la finalidad de liquidar las posibles contradicciones existentes entre la Directiva relativa a la formación de conductores profesionales (2003/59/CE) y la Directiva sobre el permiso de conducción (2006/126/CE). De este modo, cuando se explican los motivos se indica que la finalidad es asegurar una aplicación concertada de las edades mínimas en toda la Unión Europea.

Cuando se apruebe el nuevo Reglamento General de Conductores en España, las edades mínimas con las que se podrán obtener los permisos de conducción de camiones y autobuses con el CAP a través de Cualificación Inicial Ordinaria (280 horas) serán estas:

 

  • Edad mínima de 18 años: categorías C y CE; D1 y D1E
  • Edad mínima de 21 años: categorías D y DE

 

Asimismo, si se quiere conducir camiones y autobuses se debe obtener además el CAP (Certificado de Aptitud Profesional) en su modalidad ordinaria o acelerada, según los casos.

Según esta nueva Directiva, el permiso B capacitará para la conducción de vehículos de transporte de un tonelaje mayor al establecido actualmente, siempre y cuando se encuentren impulsados por combustibles alternativos, autorizando a que su MMA (Masa Máxima Autorizada) sea superior a 3.500 kilos y no supere los 4.250. El titular del permiso B deberá haberlo conseguido, al menos, dos años antes de poder conducir este tipo de vehículos.     

Para la CETM (Confederación Española de Transporte de Mercancías) la aclaración introducida en la nueva Directiva esperan que “sea un estímulo para que la Dirección General de Tráfico promueva una rápida y clarificadora reforma del Reglamento General de Conductores español, que permita a los jóvenes de 18 o 21 años titulares de un CAP, obtener sus respectivos permisos de conducción”.     

 

Fuente: transporteprofesional.es

 


Imágenes