EL TRANSPORTE DE GUIPUZKOA PIERDE MÁS DE UN MILLAR DE EMPRESAS EN LA ULTIMA DECADA

La Asociación Empresarial Guipuzcoana de Transporte de Mercancías (Guitrans) ha constatado el descenso de hasta 1.025 empresas de transporte en la provincia desde 2008, 116 de ellas en el último año. Durante la celebración de la asamblea general de socios celebrada en el Palacio de Miramar de Donostia, con la presencia de la eurodiputada vasca Izaskun Bilbao, el presidente de la organización, Mario Palacios, ha recordado que mientras crece la economía un 2,8%, crece la actividad de transporte, entre un 8 y un 11%, sigue cayendo el número de empresas en Gipuzkoa. En el análisis de las causas de este declive constante en el sector guipuzcoano estaría el “cada vez mayor desequilibrio entre costes y precios, que compromete la rentabilidad de las empresas derivado, sobre todo, del negativo efecto de la competencia desleal basada en el dumping social“.

El gasóleo que representa el 30% de los costes de explotación, ha subido desde junio de 2017 casi un 11%, “una senda alcista que todo apunta que va a continuar, en cambio los precios de transporte se incrementan tímidamente en corta y larga distancia, mientras disminuyen en media distancia”. “El sector se pregunta hasta cuándo van a campar a sus anchas las empresas deslocalizadas que contratan chóferes que viven en el camión. Esta es una realidad que la administración no puede obviar, ya que está en juego el futuro de un sector fundamental de la economía, como es el transporte. Se hace imprescindible armonizar las normas en el marco Europeo para posibilitar que las empresas creen riqueza en el lugar en que están ubicadas, sin utilizar las diferencias fiscales y salariales como ventaja competitiva”, ha afirmado Palacios.

Una de las medidas urgentes reclamadas en la asamblea, que además no requiere ningún cambio normativo, es la de incidir “de una manera más intensa y efectiva” en la inspección, ya que “no es razonable” que el 30% del transporte internacional en España lo realicen empresas extranjeras y en cambio los vehículos extranjeros inspeccionados no superen el 7% del total. En materia de inspección ha destacado también la entrada en vigor de la norma que regula la inspección de la estiba, que introduce “serias dudas” sobre la determinación de quién es el responsable de la estiba,

Palacios también se ha mostrado en contra de la implantación del peaje en la N-I y A-15, al asegurar que “aquí, al contrario de lo que se ha venido escuchando, el gran discriminado es el transportista guipuzcoano que paga vía impuestos por el mantenimiento de estas infraestructuras y ahora tiene que pagar por partida doble. La directiva europea de la Euroviñeta establece la posibilidad de aplicar descuentos a los usuarios habituales, pero de momento aquí no se ha abierto esta posibilidad y el sistema lleva ya cinco meses implantado”, ha añadido.

También ha aludido al grave problema provocado por las retenciones en Biriatou que colapsan el entorno de Bidasoaldea y Donostialdea, planteando que “es preciso exigir a las autoridades francesas que dispongan de los medios humanos y técnicos necesarios para eliminar este embudo que no se produce en ninguna otra frontera europea”.

Finalmente, la eurodiputada Izaskun Bilbao, miembro de la Comisión de Transportes de la UE, ha informado a la asamblea de las últimas votaciones sobre el paquete legislativo, realizadas el pasado 4 de junio, incidiendo en la dificultad de alcanzar acuerdos y dejando claro que no hay nada decidido. En su intervención ha abogado por la creación de una agencia europea para el transporte por carretera que propicie una armonización de la normativa y acabe con la fragmentación actual, “que conlleva efectos tan negativos como el dumping social”.

Fuente:vigia


Imágenes